October 26, 2013 Tonatiu 0Comment

¿Cómo se ve? ¿Cómo se escucha? ¿A qué sabe el Día de Muertos para un mexicano? Flores de cempasúchil, sabores prehispánicos, música folclórica, tradiciones y recuerdos nostálgicos de los familiares y amigos que se nos adelantaron. Eso es quizás apenas un poco de lo que el Día de Muertos significa para nosotros.

El pasado 26 de octubre, nuestro grupo folclórico, Tonatiu Mexikanische Tanzgruppe, presentó con mucho cariño y después de muchos meses de trabajo, un pedacito de lo que en México se vive en una celebración tan especial como lo es el Día de Muertos.

El evento inició con un cuadro costumbrista de la región de la Huasteca, en donde el Día de Muertos es toda una celebración, también conocida como “Xantolo”. Entre música tradicional de la región en esta época del año, altares coloridos y disfraces peculiares, fuimos transportados hasta aquel lugar lleno de tradición. A esta escena, le siguieron los zapateados jocosos del huapango, baile folclórico de la región de la Huasteca; para terminar con una representación de la Danza de Matlachines, en la cual indígenas de la región huasteca ofrecen su agradecimiento a los cuatro vientos y a la Madre Tierra.

La segunda parte del evento nos trasladó a otras cuatro diferentes regiones de nuestro país. A través de nuestra música y sus bailes, la atmósfera de la sala en Zollikon se llenó de la alegría del son veracruzano, del colorido de la música nayarita, de la influencia sudamericana en las chilenas del estado de Guerrero y, por supuesto, del famoso folclor jalisciense. La fiesta no terminó en el escenario, al caer el telón.

Como en cualquier buen evento mexicano no pudo faltar la comida, y a las danzas le siguieron los tamales, tacos, pan de muerto y chocolate, sabores que nos acercan un poco más a nuestro México. Ya emocionados, la fiesta continuó al ritmo de las jaranas veracruzanas, en donde el taller de son jarocho nos invitó a todos a zapatearle con alegría.

Agradecemos con el corazón a todos aquellos que estuvieron presentes en este evento: a los mexicanos que añoran y recuerdan con cariño la música y la tradición de nuestro país, a aquellos que sin ser mexicanos se han acercado a nuestra cultura y, en general, a todos aquellos que estuvieron presentes y que disfrutaron con nosotros del evento. Esto fue posible gracias a ustedes, y los aplausos, las sonrisas y todas las emociones vividas esa noche nos dejaron con la certeza de que, aun en la distancia, nuestras tradiciones y el amor por nuestra cultura pueden transportarnos a ese mágico lugar que es México.

Leave a Reply